Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Viernes 26 de mayo de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092
PORTADAS

A voz ahogada, la dignidad de los presos políticos en las cárceles franquistas - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

En 1960, en el penal de Burgos, el poeta Marcos Ana organizó una obra de teatro para homenajear a Miguel Hernández. Se tituló Sino sangriento. Todo se hizo clandestinamente: el libreto, los ensayos, el vestuario, la escenografía y hasta la propia representación ante el resto de compañeros sin que ningún guardia de la prisión llegara a enterarse. La historia de aquella representación es el germen sobre el que se desarrolla la obra A voz ahogada de la compañía Apunta Teatre que está de gira por Madrid en el Teatro del Barrio.

república, cultural, revista, digital, escena, teatro, A voz ahogada, Miguel Hernández, Iván Campillo, Mireia Clemente, Ramón Godino, Jordi Martí, Raúl Tortosa, a punta teatre, La República Cultural

A voz ahogada, la dignidad de los presos políticos en las cárceles franquistas

Como entonces, aún hoy nos quieren prohibir soñar

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
A voz ahogada
Ampliar imagen

A voz ahogada

Cartel de la obra de Apunta Teatre. Foto: cortesía del Teatro del Barrio.

A voz ahogada
Ampliar imagen
A voz ahogada

Foto: cortesía del Teatro del Barrio.

Click en las imágenes para ampliar

Javi Álvarez – La República Cultural

En 1960, en el penal de Burgos, el poeta Marcos Ana organizó una obra de teatro para homenajear a Miguel Hernández. Se tituló Sino sangriento. Todo se hizo clandestinamente: el libreto, los ensayos, el vestuario, la escenografía y hasta la propia representación ante el resto de compañeros sin que ningún guardia de la prisión llegara a enterarse. La historia de aquella representación es el germen sobre el que se desarrolla la obra A voz ahogada de la compañía Apunta Teatre que está de gira por Madrid en el Teatro del Barrio. El texto nos va contando la vida en la prisión, el compañerismo, la fuerza y el compromiso de unos hombres moralmente invencibles. Para ello, Iván Campillo, su autor, director y uno de los actores del elenco, se ha basado en el testimonio de Marcos Ana, de Lluís Martí Bielsa y Enric Pubill, ambos presos políticos que compartieron prisión con el poeta, y de Antònia Jover, que nació en la cárcel siendo hija de presos políticos.

A voz ahogada está llena de pequeñas heroicidades que parecen intrascendentes pero que aún hoy nos siguen erizando la piel de emoción porque nos hacen recuperar una mezcla de inocencia y necesidad absoluta de una justicia que está por encima de las leyes torcidas. Son las historias de quienes fueron encarcelados por defender la libertad, la democracia y un gobierno legítimo. La suya fue una adversidad impuesta por el régimen franquista que les castigó por sus ideas con saña, que buscaba su deshumanización y su doblegamiento. Pasaron hambre, frío y sufrimiento físico. El penal de Burgos, durante la dictadura, se llenó de historias de supervivencia y de superación, historias de lucha contra el franquismo desde dentro de la cárcel, historias de personas con valores. Son la solidaridad, la dignidad y la fraternidad comunista las que se pasean por el escenario, las que dan sentido de esperanza a una condena injusta. Poco a poco, frente al sufrimiento, la injustica, el esconderse, la voz baja y los susurros, se van imponiendo las palabras, pues con ellas, bajo su manto, se va construyendo el ideario de la lucha y la camaradería. De pronto la cárcel es una escuela de formación, en conocimiento y en valores, cada cual con sus obligaciones, pequeñas hormigas que conforman un hormiguero con funcionamiento de reloj suizo.

En aquellas cárceles, el amor por la libertad está por encima de la propia vida. Esa es la generosidad que vemos desarrollarse en el escenario con el trabajo de sus intérpretes. Frente a la barbarie fascista, el arte y la cultura se convierten en los únicos caminos para continuar siendo personas bajo aquella situación indigna. En la cultura brilla la esperanza de un futuro. El arte será el motor del cambio. El texto está salpicado con versos de Miguel Hernández y de Marcos Ana que cobran sentido y dan fuerza a la representación. No es extraño que la poesía, pero sobre todo la palabra, sean el armazón de A voz ahogada.

El texto es una maravilla y está muy bien defendido sobre el escenario, con respeto, cercanía y complicidad. A la palabra, sus protagonistas, la acompañan con miradas de ilusión, gestos de cariño y la fuerza que tiene la vida por muy encerrada que se encuentre. El trabajo de Iván Campillo, Mireia Clemente, Ramón Godino, Jordi Martí y Raül Tortosa es excelente.

Viendo la obra, me veo escuchando a Marcos Ana. Su parlamento estaba siempre lleno de esperanza y futuro, sin huir de su realidad, sin revanchas. Ahora, sobre el escenario, aquellas palabras con las que él contaba su vida se van materializando. Puedo sentir que aún le tengo cerca, que su ejemplo comunista y humano va dando fruto.

Camino a casa no puedo dejar de pensar que, como entonces, hoy también nos quieren prohibir soñar. Pero el presente no es tan digno, los vencedores nos han convertido a su religión del egoísmo y hemos agachado la cabeza. Seguimos con hambre, frío e injusticias, pero no somos ni tan solidarios ni tan justos. Ese es el dolor que me queda. Busco la esperanza en aquella generación de luchadores y pienso que mientras podamos seguir creando y conmoviéndonos, aún podemos seguir siendo libres. Hacer cultura es luchar por la libertad y la democracia.

Más información

Esta es una historia de personas, personas con mayúsculas, personas que en una situación límite de sus vidas, mantuvieron la dignidad, la fortaleza, la solidaridad, las ganas de vivir, y hasta la creatividad. Porque tenían unos objetivos muy claros en su vida.

A voz ahogada es un obra de ficción, pero basada en personajes e historias reales. El contexto histórico son los años de la dictadura franquista, y concretamente el submundo, la vida dentro de la no-vida, que ha sido poco o nada explicada: la prisión.

Es a partir de un hecho insólito, que decidimos que tenemos que explicar esta historia, quizás porque actualmente dicen que sufrimos un crisis de valores y por lo tanto necesitamos historias sobre todo aquello que nos está careciendo, quizás porque el ser humano siempre ha necesitado historias otros seres humanos que superan situaciones de adversidad, o quizás por otras muchas razones. Pero tenemos claro que esta historia es para ser explicada.

Nos hemos reunido con ex presos políticos catalanes que estuvieron en la prisión de Barcelona, en el penal de Burgos, y el penal de Ocaña, y hemos podido conocer anécdotas y vivencias de primera mano. Unas personas llenas de vitalidad, con la ingenuidad de un niño, que tienen un espíritu que está por encima del odio. Y precisamente esto es el que intentamos en nuestra obra, no queremos que haya una atmósfera de odio, ni propaganda para ningún dictador.

En las prisiones, los presos políticos tenían dos retos: por un lado, continuar la lucha contra el franquismo desde dentro, y de la otra, la lucha por sobrevivir. Para luchar contra el régimen, se partía de la formación. En las prisiones se estudiaba, tanto los presos políticos como los presos comunes, los cuales convivían, todo ellos salieron con formación. Había personas muy instruidas como por ejemplo químicos, físicos, médicos, hasta un miembro de la RAE cómo Ángel Poyatos, los cuales todos ellos impartían docencia.

El Penal de Burgos era conocido por la policía como la Universidad de Moscú. Una de las actividades que realizaban, por ejemplo, era la edición de un boletín semanal, y ellos mismos se fabricaban la tinta, y se reunían para leerlo. Se organizó una Comisión Jurídica donde los presos abogados enseñaban derecho penal a sus compañeros para que estos fueran mejor preparados a los juicios, y los códigos penales eran escondidos dentro de libros de Julio Verne. Se trataba de todo en un ambiente cultural y formativo que se llevaba a cabo clandestinamente. Consiguieron la casi imposible fi ta de que en la prisión no se enteraran de actividades tan peligrosas como leer, y todo esto, gracias a la complicidad y la fuerza del grupo, que funcionaba como una comuna, donde cada cual tenía un papel asignado, y donde todos los roles eran necesarios y complementarios como en un puzzle.

El hecho insólito que nos explican los protagonistas, que es el punto de partida de nuestra obra es, que una de las actividades que realizaron fue una obra de teatro. El poeta Marcos Ana, organizó una obra de teatro en homenaje a la muerte de otro compañero, Miguel Hernández. Una obra de teatro con ensayos, con libreto, con vestuario, con público, y de manera clandestina. Ninguno de los guardas de seguridad de la prisión se enteró de que una noche del 1960, en el penal de Burgos tuvo lugar la representación de Sino sangriento, con la actuación de algunos presos políticos, para el resto de sus compañeros.

Este libreto ha llegado a nuestras manos, y algunos de los presos de aquella época y posteriores están también vivos. Nuestro objetivo es mostrar la creatividad artística de unas personas que hicieron una heroicidad, sin tener la intención de ser héroes. Simplemente convencidos, como ellos nos dicen, de que la cultura y el arte era el único camino para continuar siendo personas en aquella situación indigna en la cual vivían.

Es, pues, un ficción basada en historias y personajes reales, donde hay anécdotas cómicas por diferentes situaciones que se daban, hay las dificultades y conflictos propios de vivir dentro de la prisión, más las dificultades de todo el que implica la preparación de una obra de teatro. Los protagonistas, nuestros personajes, hacían teatro para sobrevivir; lo hacían por ellos mismos y por la comunidad a la cual pertenecían.

Fecha: el Domingo 2 de abril de 2017

Horario: a las 20:30h

Lugar: Teatro del Barrio - c/ Zurita, 20 -Lavapiés- (Madrid)

Para más información: 91 029 93 32
Entradas:

Ver más fechas pasadas

Fecha: el Domingo 2 de abril de 2017

Horario: a las 20:30h

Lugar: Teatro del Barrio - c/ Zurita, 20 -Lavapiés- (Madrid)

Para más información: 91 029 93 32
Entradas:

"
Fecha: el Sábado 1 de abril de 2017

Horario: a las 20:00h

Lugar: Teatro del Barrio - c/ Zurita, 20 -Lavapiés- (Madrid)

Para más información: 91 029 93 32
Entradas:

"
Fecha: el Viernes 31 de marzo de 2017

Horario: a las 20:00h

Lugar: Teatro del Barrio - c/ Zurita, 20 -Lavapiés- (Madrid)

Para más información: 91 029 93 32
Entradas:

"
Fecha: el Jueves 30 de marzo de 2017

Horario: a las 20:00h

Lugar: Teatro del Barrio - c/ Zurita, 20 -Lavapiés- (Madrid)

Para más información: 91 029 93 32
Entradas:

"
DATOS RELACIONADOS

Dramaturgia y dirección: Iván Campillo
Intérpretes: Iván Campillo, Mireia Clemente, Ramón Godino, Jordi Martí, Raül Tortosa
Iluminación: Dani Gener
Diseño de sonido: Roger Blasco
Vestuario: Elena Ballester
Escenografía: Pi Piquer
Caracterización: Toni Santos
Grabación y edición de vídeo: Esteve Rovira
Voz: Cor iai@flautes
Música original, dirección y arreglos del coro: Jorge Sarraute
Asesoramiento musical: María Salicrú-Maltas
Fotografía y diseño gráfico: Robert Martex
Diseño web: Agustí Ors
Vídeo proyecciones: Adolfo Jiménez
Documentación: Associaciò Catalana D’Ex-presos Politics del franquisme (ACEP)
Márketing y comunicación: Jofre Blesa, Àngels Clos
Producción ejecutiva: Ramón Godino
Producción: Apunta Teatre

Para más información:
Apunta Teatre
A voz ahogada en el Teatro del Barrio

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons