Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Viernes 26 de mayo de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092
PORTADAS

Escribir sin papeles, La poesía es mi manta - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Vienen de su tierra, llegan a su tierra, la comparten y tratan de que otras gentes compartan, el viaje llena del polvo del camino y configura el trayecto que tant@s haremos en la vida: tierra en las manos, tierra en el cuerpo, tierra bajo los pies, tierra que sacan de su calzado: “y por eso la llamamos nuestra”. Un trabajo diferente creado por el colectivo de la Asociación Sin Papeles de Madrid, dirigid@s por Ana Contreras y otras colaboraciones. No están pidiendo nada, se trata de llevar a un medio diferente el significado de ser de otro país, de estar muy lejos de tu hogar y tu familia. De, en muchos casos, ser evidente la diferencia, por tu piel, por tus rasgos, por tu vestimenta, por tus costumbres… De ser culpable de algo, sin necesidad de “un algo”, porque algo debiste hacer si has venido a este país y tenías hambre o cualquier necesidad.

república, cultural, revista, digital, escena, poesía, pintura, concierto, versos, Asociación Sin Papeles de Madrid, ASPM, Clementina Bueno, Djieumba Cisse, Ana Contreras, David Flores, Malick Gueye, Serigne Mbaye, Camila Monasterio, Djeumbe Wade, La República Cultural

Escribir sin papeles, La poesía es mi manta

Viajar sobre las letras en primera persona

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
La poesía es mi manta
Ampliar imagen

La poesía es mi manta

Djieumba Cisse canta tocando el cajón. Foto: Julio Castro.

La poesía es mi manta
Ampliar imagen
La poesía es mi manta

Clementina Bueno con Ana Contreras antes de la función. Foto: Julio Castro.

Click en las imágenes para ampliar
DATOS RELACIONADOS

Equipo artístico: Clementina Bueno, Djieumba Cisse, Ana Contreras, David Flores, Malick Gueye, Serigne Mbaye, Camila Monasterio, Djeumbe Wade
Organiza: Asociación Sin Papeles de Madrid (ASPM)

Julio Castro – La República Cultural

Vienen de su tierra, llegan a su tierra, la comparten y tratan de que otras gentes compartan, el viaje llena del polvo del camino y configura el trayecto que tant@s haremos en la vida: tierra en las manos, tierra en el cuerpo, tierra bajo los pies, tierra que sacan de su calzado: “y por eso la llamamos nuestra”.

Un trabajo diferente creado por el colectivo de la Asociación Sin Papeles de Madrid, dirigid@s por Ana Contreras y otras colaboraciones. No están pidiendo nada, se trata de llevar a un medio diferente el significado de ser de otro país, de estar muy lejos de tu hogar y tu familia. De, en muchos casos, ser evidente la diferencia, por tu piel, por tus rasgos, por tu vestimenta, por tus costumbres… De ser culpable de algo, sin necesidad de “un algo”, porque algo debiste hacer si has venido a este país y tenías hambre o cualquier necesidad.

Recorrido y estancia en palabras y música

Mediante secuencias que confrontan a su lugar de origen y a su gente con el trayecto, las dificultades y la lejanía, se conforma en poemas y canciones que definen las secuencias escénicas para el argumento de un necesario viaje y un destino que cambiar. Se han seleccionado textos de poetas de África, pero también se aportan otros de l@s componentes del grupo artístico en escena.

Su trayecto habla del origen, de la falta de medios para vivir, la desaparición de la pesca, la falta de medios agrícolas y de la muerte de la ganadería, que empuja al viaje esperando algo un poco mejor, lejos de las falsas ayudas del norte “las ayudas, son las que nos tienen esclavos”, dicen en su debate. Será lo que les empuje a marchar, aunque mucha gente caiga en el camino, y se refleje en el rap Me voy, donde también están los que murieron y están en el fondo del mar “me tengo que ir, es mi revolución”, afirman, “irme es mi desafío”.

El viaje contiene música cantada e instrumental, pero también un recorrido plástico que Lara Contreras va construyendo en directo al fondo del escenario: desde los árboles la sabana a los muros de edificios de la ciudad, en pateras cargadas y que se hunden.

Un impacto importante viene de la mano de la Carta a mi madre de Serigne Mbaye, que lee en primera persona. Y en primera persona llega la consciencia de que lo que allí ocurre puede ser un diseño escénico, puede ser un espectáculo pero que a quienes están en ese lugar, a quienes se exhiben ante el público, o bien a otros seres humanos del mismo camino, les han ocurrido estas y muchas otras situaciones. Es la sensación de apertura de unos sentimientos difíciles ante efectos de lo vivido, lo que provoca que esa carta a su madre derribe todas las barreras frente al espectáculo, para transformarlo en delicada y, a la vez, dura realidad.

Otro momento manta lleva a nuestra actualidad poética

Nada más entrar me encuentro a dos butacas de mí con Laura Corcuera (hacía ya tiempo), y sale a colación otro trabajo de hace unos años, La manta no es mi sueño, del que ya nos hablaba el amigo José Henríquez, dirigido por Nathalie Seseña que se estrenó en el espacio de La Tabacalera en 2010, con “La Inestable Kourel Compañía, un colectivo de vendedores callejeros africanos apoyados por la Asociación Sin Papeles creó y estrenó en Tabacalera la obra de denuncia”, que más tarde se estrenó en el Teatro Alfil. Así lo contaba Pepe en su artículo Quijotadas, africanos de La Mancha el año 2014, sobre el que ya Laura escribiría también en su día en el periódico Diagonal.

Está claro que, una vez que “la manta” es menos actualidad, sea porque se va superando o porque ésta no deja espacio para nada en la represión callejera, o porque la crisis hundió definitivamente a l@s más pobres, nace el espacio de la palabra y el arte, la poesía y la música, y el escenario sirve de lugar de encuentro para sus expresiones. Sobre todo para decir: compartimos lugares, ciudad, vida, sentimientos… no quiero nada más que respeto para vivir, como a todos nos ocurren. Y en estos espacios en los que llegamos de la sabana al hormigón, ventana cerrada frente a ventana cerrada, reflexionan: “¿por qué se construyen casas en las que vigilar la soledad?”. Esa soledad que supone la imposible adaptación de seres sociales a seres aislados.

Su acción termina ante el público, sentad@s, expresando con humor lo que sólo podremos ver con cierta rabia, exponiéndose por un momento más su vivencia sin rencor ni acritud, sino con necesidad de cambiar cosas.

Más información

La poesía es mi manta es un espectáculo donde la palabra y el ritmo trazan el itinerario de un viaje. Un viaje que parte de África para llegar a Europa, narrado de forma coral por versos y melodías de otros tiempos y territorios entrelazados con creaciones propias del ahora. Así, lecturas acompañadas por música en vivo y piezas sonoras, componen los fragmentos de una obra que ofrece una mirada alejada de los estereotipos para retratar la migración desde la primera persona.

Este concierto regado de poemas es un trabajo colectivo de la Asociación Sin Papeles de Madrid (ASPM). El resultado es un espectáculo innovador en el que a través del arte se cuestiona la noción de frontera abordado en su dimensión más amplia: desde la geografía hasta esas barreras invisibles y cotidianas. La cuidada selección de textos combina obras de poetas africanos como Ibrahim Sall y Ndèye Coumba y Mbengue Diakhate, así como versos de Ana Ajmátova. Si la música en directo acompaña toda la obra, la pintura sirve de hilo conductor visual en forma de mural que se dibuja simultáneamente al desarrollo del espectáculo.

Fecha: el Martes 28 de marzo de 2017

Horario: a las 20:00h

Lugar: Sala Mirador - c/ Doctor Fourquet, 31 -Lavapiés- (Madrid)

Más información:

Reservas:
Tfno.: 91 539 57 67

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons