Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Martes 25 de julio de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092
PORTADAS

La Semana Negra, un festival reivindicativo e “incómodo” - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Amanece Gijón nublado y fresco. Es la primera jornada completa de la Semana Negra y, sin embargo, ya se aprecian algunas miradas resacosas de quienes celebraron la apertura de la primera noche en el recinto del antiguo astillero. La autora francesa de novela negra, Sophie Hénaff, que llegó desde Madrid en el tren negro, por poner un ejemplo, se mostraba absolutamente encantada del ambiente festivo de la feria y no hubo quien la sacase de allí sin probar un choripán en uno de los chiringuitos del recinto.

república, cultural, revista, digital, literatura, novela, poesía, narrativa, semana negra, gijón, 2017, XXX, Juan Madrid, Carlos Salem, lorenzo silva, marika, Guillermo Estibales, Juanjo Braulio, Lorenzo Silva, Susanna Martín, marika, una, Gabriela Cabezón, Iñaki Echeverría, La República Cultural

La Semana Negra, un festival reivindicativo e “incómodo

Crímenes de guerra y el machismo en el cómic, entre los temas de la primera jornada

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Marika
Ampliar imagen

Marika

Una imagen de la dibujante en la exposición de cómic durante la Semana Negra de Gijón 2017. Foto: Inma Luna.

Iñaki Echeverría
Ampliar imagen
Iñaki Echeverría

El coautor de Beya en la Semana Negra de Gijón 2017. Foto: Inma Luna.

Click en las imágenes para ampliar

Inma Luna – La República Cultural

Amanece Gijón nublado y fresco. Es la primera jornada completa de la Semana Negra y, sin embargo, ya se aprecian algunas miradas resacosas de quienes celebraron la apertura de la primera noche en el recinto del antiguo astillero. La autora francesa de novela negra, Sophie Hénaff, que llegó desde Madrid en el tren negro, por poner un ejemplo, se mostraba absolutamente encantada del ambiente festivo de la feria y no hubo quien la sacase de allí sin probar un choripán en uno de los chiringuitos del recinto.

Así de singular es este encuentro literario en el que, como cada año, las librerías exponen sus títulos, junto al mercadillo de artesanía, los puestos de comida y las atracciones de feria. Entre ellas, pasean los escritores, las escritoras, los periodistas, dibujantes, poetas y organizadores así como los numerosos lectores, curiosos y el público que asiste a las presentaciones y mesas redondas que se celebran en las carpas.

Un encuentro resistente, “incómodo, porque no nos callamos”, como lo definía su propio director, José Luis Paraja, en la recepción que tuvo lugar ayer en el Ayuntamiento de Gijón, y en el que es verdad que este año se notan los recortes y ausencia de algunos grandes nombres de la literatura negra, pero hasta el que siguen acercándose muchos de los que lo han sustentado con sus palabras y sus libros a lo largo de estas treinta ediciones.

A los autores que llegaron en el tren negro desde Madrid se han sumado ya algunas escritoras más como Elia Barceló, Rosa Montero o Berna González Harbour que participarán en varias actividades a lo largo de los próximos días.

Esta misma tarde se han presentado ya algunos libros como Sucios y malvados, de Juanjo Braulio, Imagina que eres Dios, de Guillermo Estibales, o la última novela de Lorenzo Silva, Recordarán tu nombre. Carlos Salem, además de participar en la velada poética de la noche, presentaba su novela Cuando mi sombra te alcance; Juan Madrid, Perros que duermen; y Leonardo Pérez, La sirena de Gibraltar.

La nueva novela de Lorenzo Silva, aunque se aleja de su serie de pareja de guardia civiles y tiene un carácter documental, no se aleja tanto de la temática negra, ya que habla de un crimen, el del general José Aranguren Roldán, jefe de la guardia civil en Barcelona en el 36, que fue fusilado “por defender la democracia, haciendo fracasar el golpe, y que a día de hoy sigue sin estar rehabilitado”, según explica el autor. Para Lorenzo Silva “este hombre vivió y murió con absoluta dignidad y solo quedaba rendirle justicia poética”.

Visualizando el maltrato

La dibujante de cómic Marika es, junto a Susanna Martín, Una, Gabriela Cabezón e Iñaki Echeverría, una de las participantes en la muestra que alberga la carpa de exposiciones de cómic de la Semana Negra bajo el lema Visualizando el maltrato. La intención de esta muestra de originales es ofrecer una visión de cómo está reflejando el cómic la violencia contra las mujeres a través de trabajos producidos en Argentina, Gran Bretaña y España.

La Semana Negra ha editado un catálogo, comentado por Norman Fernández, que realiza un análisis sociológico del tema, y que se está distribuyendo gratuitamente. “La incorporación de autoras al mundo de cómic ha ido abriendo vías de respiración en un arte que hasta ahora se caracterizaba por tintes muy androcéntricos y machistas”, según explican los organizadores.

Marika ha sido una de las responsables de la irrupción de la voz de las mujeres en la historieta española. Aunque las mujeres han venido trabajando en la industria del cómic desde hace años, han sido invisibilizadas y la mayoría se veía obligada a reproducir historias pensadas por hombres incluso las que eran destinadas a chicas, según explican los responsables de la exposición.

Esta veterana dibujante recordaba hoy que entró en el mundo de la ilustración y el cómic haciendo, por encargo, historietas románticas para niñas. “En un momento dado me doy cuenta del mensaje que estoy transmitiendo –reconoce Marika- y soy consciente de que estoy en un mundo de hombres que no acaban de vernos de otra manera que como un grupo de mujeres que está en su mundo, que es el normal, y nos convertimos en las chicas del cómic: las nenas. Y ahí peleamos durante mucho tiempo, comprobando que la transgresión nos sigue utilizando y basándose en el cuerpo de la mujer, que es el territorio del diálogo masculino, sin voces de mujeres”.

Después de años sin que se reconociera el trabajo de las mujeres en el cómic, a pesar de que han venido dibujando desde la República, surgen a finales de los 90 autoras como Ana Miralles, Ana Juan o María Colino que comprueban, según cuenta Marika, que “o se integran en el cómic comercial o se van a la ilustración o desaparecen”. En 2013 Marika crea una página de Facebook y a raíz de eso se crea una asociación de mujeres autoras que está dando mucho juego. Se ha llevado a cabo en Madrid una primera exposición retrospectiva y “el mundo del cómic se ha dado cuenta de que le faltan las mujeres”, recalca la autora.

La obra Beya, de Gabriela Cabezón e Iñaki Echeverría también está presente en esta muestra. El autor de los dibujos de esta obra sobre trata de mujeres y violencia, presente en la Semana Negra, explicaba que es una novela “escrita desde una voz femenina, muy impresionante; una mirada hacia el cuerpo de las propias mujeres, como objeto, que no experimentamos los varones; mi gran miedo era cómo lograr hacer algo bello con una tragedia, obviamente sin caer en la idea de lo erótico”. Por eso, la idea de sus dibujos fue la de hacer una obra “más bien atmosférica”. El libro tuvo mucha repercusión y “lo más interesante es que se van abriendo grietas, se va haciendo fuerza para que todo lo que tiene que ver con la voz de la mujer sea naturalizado”.

Quedan muchos días por delante, pero la Semana Negra ha empezado con ganas de reivindicación y de cuestionamiento.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons