Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Sábado 22 de julio de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092
PORTADAS

El machista de Don Juan y las fuertes mujeres laponas en la Semana Negra - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

¿Quién fue Don Juan?, ¿se paseó por algún paisaje fuera de la imaginación de los autores que se han ocupado de él a lo largo de la Historia? No, Don Juan nunca existió y, sin embargo, forma parte del imaginario popular hasta tal punto que puede que haya quien lo tome como un personaje que gozó de carne y hueso en su momento.

república, cultural, revista, digital, literatura, novela, poesía, narrativa, semana negra, gijón, 2017, XXX, don juan, Rafael Marín, Cecilia Ekbäck, Elia Barceló, Carlos Augusto Casas, Carles Quílez, La República Cultural

El machista de Don Juan y las fuertes mujeres laponas en la Semana Negra

La Historia y el paisaje se convierten en protagonistas de novela

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Rafael Marín
Ampliar imagen

Rafael Marín

El autor presenta su Don Juan, con 1.000 páginas de historia en la Semana Negra de Gijón. Foto: Inma Luna.

Cecilia Ekbäck
Ampliar imagen
Cecilia Ekbäck

Junto a Elia Barceló presenta La oscura luz del sol de medianoche, su novela negra ubicada en Laponia en la Semana Negra de Gijón. Foto: Inma Luna.

Click en las imágenes para ampliar

Inma Luna – La República Cultural

¿Quién fue Don Juan?, ¿se paseó por algún paisaje fuera de la imaginación de los autores que se han ocupado de él a lo largo de la Historia? No, Don Juan nunca existió y, sin embargo, forma parte del imaginario popular hasta tal punto que puede que haya quien lo tome como un personaje que gozó de carne y hueso en su momento.

Es sabido que la novela histórica es uno de esos “actores invitados” a la Semana Negra de Gijón y este año llega bien armada con un libro de peso, un kilo exactamente, cuyas 1.000 páginas (1.400 en el manuscrito) han salido del teclado de Rafael Marín, un escritor gaditano que se ha animado por vez primera con este género.

Este Don Juan consigue que el personaje cobre vida y se convierta en narrador de su propia historia recorriendo Europa y estando siempre en el lugar oportuno en el momento preciso para así ir relatando algunos de los episodios más interesantes de una época convulsa en el continente.

Según Paco Ignacio Taibo II, que acompañaba al autor en la presentación del libro, “esta novela debería llevarse el premio a la ambición”. No en vano, explicaba Marín, ha destinado “cinco años a su escritura, once de preparación, leyendo más de cien libros en tres idiomas para que estuviera perfectamente documentada”.

Rafael Marín, que asegura no empatizar nada con el personaje, ni siquiera comprende a qué puede deberse su trascendencia. Taibo apunta que su éxito se debe a que “Don Juan es el sueño machista que los hombres han tenido durante siglos”. En ese sentido, el autor ha querido destacar que intenta que, en la novela, “se comprendan algunos de los comportamientos del personaje, aunque no se compartan” y también que se ha preocupado de mostrar “la fortaleza de las mujeres que aparecen en el relato, muchas de ellas reales”.

El sol de medianoche

Un paisaje lapón, el sol de medianoche, una comunidad sami, un crimen…, todo ello situado temporalmente en 1855, constituyen los mimbres con los que la escritora sueca residente en Canadá, Cecilia Ekbäck, construye su nueva novela, La oscura luz del sol de medianoche.

Convencida de que el paisaje determina el comportamiento de las personas, sitúa en Laponia, región de la que procede su familia, una historia claustrofóbica en un espacio geográfico casi vertical. Lo que le interesa a esta autora en la novela es explicar cómo “los mapas, la cartografía, la luz del sol de medianoche y la cultura influyen en el comportamiento de las personas, cómo nos afectan los territorios en los que vivimos y la herencia que suponen”.

Lectora voraz del género negro, quería escribir sobre la cultura lapona y la resistencia a la colonización y la mejor forma que encontró para hacerlo fue la de “usar un crimen para así poder tratar también otros temas que me interesaban”. Para la trama criminal considera un caldo de cultivo perfecto “una pequeña comunidad en la que parece que todo el mundo se conoce perfectamente, pero que, sin embargo, ocurre un crimen, y entonces se comprueba que no puedes confiar en nadie; que realmente no conoces a tus vecinos”.

En este caso, el investigador no es un policía sino un mineralogista y su cuñada, un personaje este último que crece enormemente a lo largo del libro: “La mujer es la verdadera investigadora” afirma Ekbäck, “pero en esos momentos es muy difícil que las mujeres puedan actuar por sí mismas. Las mujeres laponas eran muy fuertes porque las condiciones de vida eran verdaderamente duras, pero eran ingresadas en manicomios si desobedecían, no podían manejar dinero o viajar solas. Por eso las mujeres de mis libros siempre son muy interesantes y muy fuertes. Eso me gusta”.

Aunque escribe en inglés porque cursó Escritura Creativa en Inglaterra, se ha mostrado muy interesada por la novela negra nórdica ya que considera que los autores escandinavos “le dan mucha importancia a la ambientación, a la descripción del paisaje, del entorno y también de la propia sociedad, además de al crimen”.

La oscura luz del sol de medianoche es la segunda novela de Cecilia Ekbäck, que publicó anteriormente El invierno más largo. Ambos libros han sido editados en España por Roca. La escritora Elia Barceló, que presentaba a Ekbäck en Gijón afirmaba que desde que leyó su primera novela se interesó por la autora: “La escribí a twitter para decirle lo que me había encantado su obra y también insistí en que, si venía a la Semana Negra, quería ser yo quien la presentara porque sus novelas son muy, muy originales”, explicaba Barceló.

La fuerza de la venganza

Otro tipo de mujeres son las protagonistas de la primera novela negra del periodista de investigación Carlos Augusto Casas que ha traído a la Semana Negra Ya no quedan junglas a las que regresar. Se trata de las prostitutas de la calle Montera, de Madrid, que el autor considera “esclavas sexuales”, y que él veía diariamente en una época en la que trabajaba cerca. Le llamó la atención entonces el hecho de que los clientes que solicitaban los servicios de estas mujeres a primera hora de la mañana eran ancianos y, a través de una entrevista, pudo saber que “la mayoría de estos hombres no buscaban sexo sino compañía”.

La violencia, la injusticia, la soledad y la venganza” son los temas que vertebran esta primera obra de Casas, un autor que llega a la Semana Negra con el premio Wilkie Collins como referencia.

Otro periodista de investigación habitual del festival es Carles Quílez, que ha aterrizado hoy mismo con su Diamantes sucios bajo el brazo, una turbia historia con el ministro de finanzas de Andorra como protagonista. Raquel Lagartos también presentaba Mary Shelley: la muerte del monstruo, acompañada por Julio César Iglesias. Asímismo, el cubano Vladimir Hernández regresa a Gijón con nueva novela: Habana réquiem, un thriller policíaco con la situación en la isla como trasfondo.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons