Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Domingo 25 de junio de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092
PORTADAS

Álvaro Tejero y la memoria de los míos: el director del espacio - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Hace más de un mes le propuse a Javier Vallejo que se acercara a ver algo que me parece innovador, diferente, con corazón y creativo, además de ser un trabajo comprometido. Me refiero a la obra de Turlitava Teatro: Los vivos y los m(íos), con la que llevan varios meses. Lo mejor es que si dice que va, lo habitual es que vaya, y me alegré mucho al ver que su reseña salía en su diario al poco tiempo, porque eso le ha dado una gran vida a la obra que, si estaba saturada, ahora tiene listas de espera. Y es que la memoria que, como decía Álvaro Tejero, viaja con al historia en maletas, es lo que nos hace y nos permite ser lo que somos. Pues bien, Álvaro, al que apenas conocí en este tiempo, pero que siempre te recibía con una amable sonrisa y un comentario a la puerta de su local, es un hombre para la memoria, porque, hasta donde sé, además de un gran director, ha sido ese gran tipo capaz de unir a un grupo de jóvenes y tremend@s actores y actrices, para dar el “do de pecho” en esta obra que, sin pensarlo, resulta que es necesaria, como yo mismo dije en su día, allá por octubre del pasado año 2011. Estoy seguro de que él ha sido grande, porque sus compañer@s son la caña, en lo profesional, y en eso, en las cañas. Son gente que vive el teatro como poca gente consigue hacerlo, y eso tuvo que saberlo él.

Álvaro Tejero y la memoria de los míos: el director del espacio

Fallece atropellado en accidente el director teatral de Turlitava Teatro

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Álvaro Tejero y colegas
Ampliar imagen

Álvaro Tejero y colegas

En primer plano el director teatral, junto a Vicky Peinado, Patricia Domínguez y Luis Illán.
Fuente: Luis Illán.

Álvaro Tejero y colegas
Ampliar imagen
Álvaro Tejero y colegas

En primer plano el director teatral, junto a Vicky Peinado, Patricia Domínguez y Luis Illán.
Fuente: Luis Illán.

Julio Castro - La República Cultural

Hace más de un mes le propuse a Javier Vallejo que se acercara a ver algo que me parece innovador, diferente, con corazón y creativo, además de ser un trabajo comprometido. Me refiero a la obra de Turlitava Teatro: Los vivos y los m(íos), con la que llevan varios meses. Lo mejor es que si dice que va, lo habitual es que vaya, y me alegré mucho al ver que su reseña salía en su diario al poco tiempo, porque eso le ha dado una gran vida a la obra que, si estaba saturada, ahora tiene listas de espera. Y es que la memoria que, como decía Álvaro Tejero, viaja con al historia en maletas, es lo que nos hace y nos permite ser lo que somos.

Pues bien, Álvaro, al que apenas conocí en este tiempo, pero que siempre te recibía con una amable sonrisa y un comentario a la puerta de su local, es un hombre para la memoria, porque, hasta donde sé, además de un gran director, ha sido ese gran tipo capaz de unir a un grupo de jóvenes y tremend@s actores y actrices, para dar el “do de pecho” en esta obra que, sin pensarlo, resulta que es necesaria, como yo mismo dije en su día, allá por octubre del pasado año 2011. Estoy seguro de que él ha sido grande, porque sus compañer@s son la caña, en lo profesional, y en eso, en las cañas. Son gente que vive el teatro como poca gente consigue hacerlo, y eso tuvo que saberlo él.

Hablo en pasado de Álvaro, es porque una joven que, seguramente no venía de estar en el teatro, y que seguramente no tenía mucha memoria como para saber que cuando bebes cuatro veces por encima del límite no hay que coger un vehículo, porque se convierte en un arma, lanzó por los aires la moto del joven director, y ahí terminó todo. Ahí terminó el boom de la genial dirección, de las tremendas ideas, del saber hacer… pero ahí terminó una vida con apenas 34 años. Mi amigo Luis Illán, culpable en última instancia junto a Jana Álvarez Pacheco de que asistiera por primera vez a la función, me dice que todos esperaban hoy que apareciera en el ensayo, pero no pudo ser, y que aún esperan que aparezca diciendo “venga chavales, sólo ha sido una prueba”. Pero me temo que no será así.

No ha llovido mucho este otoño/invierno, pero a lo largo de estas dos estaciones he tenido ocasión de llevar o mandar a bastante gente a ver la obra y, sorprendentemente, nadie tuvo ni una coma que quitar, ni un “pero” que poner. Este es el resultado de algo que arranca un pedacito de vida de Álvaro, y que se une a la de su compañía, para irse sumando a los centenares de personas que han visto y verán este trabajo. No sabían cómo hacer para suspenderlo, y poder dar el paso de preparar la siguiente, pero ya había plazo, porque había idea y estaban apalabrando el espacio para montarla. Y es que Turlitava y Álvaro son gente de espacio, no son gente de vallados, y no constriñen sus trabajos a cualquier lugar, sino que creen que el lugar se merece una obra: así la montan, sin giras ni engaños.

Ahora, Álvaro sí que es un ser de espacio, porque todo el espacio será para su energía, y en ese espacio estará acompañando su memoria a tanta gente que se vio marcada por él. En el momento de ver el primer indicio del desastre en las redes sociales no he podido ni querido creer que era cierto lo que se intuía, pero rápidamente se confirmó: veo su página parada en el punto en que la dejó ayer, orgulloso de quienes les citaban, y me quedo esperando ver su siguiente post, que ya no llegará. Me encuentro con Vallejo a las dos horas de saberlo, y como creo que tengo la obligación y la necesidad de contárselo, y estas cosas no se pueden decir de muchas maneras, acabo dándole el palazo de la noticia.

Paradoja de la vida, la memoria le llevó a las páginas de los principales diarios nacionales, y la memoria será la que tengan que resguardar sus amig@s y compañer@s para él. Malaje tengan quienes olviden a aquellas personas que se empeñaron en salvar la historia del foso de los fascistas. Ardua tarea le queda a su gente por delante: todo, menos abandonar.

FORO DEL ARTÍCULO
Opiniones publicadas: 1
  1. El Lunes 30 de enero de 2012, a las 15:29

    [1179] Leandro Giménez. dijo:

    Álvaro Tejero y la memoria de los míos: el director del espacio

    Para no conocerle demasiado,como tú mismo dices, creo que lo has explicado de maravilla.Enhorabuena y que su memoria quede en nuestras maletas allá donde vayamos.

¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons