Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Domingo 25 de junio de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092
PORTADAS

Carmen París: “vivimos de espaldas a lo que sucede en el resto del planeta, sobre todo respecto a los hilos que mueven las cosas” - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Creo que hay una campaña anti-musulmanes, con un gran marketing, porque cuando se habla de musulmanes se habla de millones de personas que van desde Marruecos hasta Indonesia. Decir “los musulmanes son…” es generalizar muchísimo y hablar de millones de personas. El atentado de Yemen fue portada de los periódicos, pero cuando la población yemení se manifestó para decir que estaba en contra (porque son los segundos perjudicados, porque comen del turismo), eso no sale en las portadas, y para mí es igual de importante. Creo que hay muchas cosas que se hacen para perjudicar, y quienes salen perjudicadas son las poblaciones, las suyas y las nuestras, pero las de ellos más, porque siempre hay más muertos en África o en Asia. Estamos asistiendo a los últimos coletazos de una manera de ver la vida y de funcionar, y que todo lo que está establecido se resiste al cambio. Pero ya hay mucha gente en el planeta que se da cuenta de que no podemos seguir por donde transcurrimos. Pero desde hace tiempo ya.

Carmen París: “vivimos de espaldas a lo que sucede en el resto del planeta, sobre todo respecto a los hilos que mueven las cosas

Entrevista a la cantautora que viene de Cuba con un disco avanzado y muchos proyectos para los próximos meses

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Carmen París
Ampliar imagen

Carmen París

Carmen París tras la entrevista a laRepúblicaCultural.es
Foto: Julio Castro

Carmen París
Ampliar imagen
Carmen París

Carmen París tras la entrevista a laRepúblicaCultural.es
Foto: Julio Castro

Click en las imágenes para ampliar
DATOS RELACIONADOS

Para más información:
Carmen París

Julio Castro - La República Cultural

Lleva toda la vida estudiando, creando e interpretando música. Aunque estudió Filología, siempre tuvo claro que su vida sería musical y, por lo que parece, así es y será. Carmen París es intérprete y compositora, pero también es una mujer explosiva, divertida y con muchas ideas e iniciativas, porque, probablemente, si no fuese de esta manera se la habrían comido en el mundo de la música, pero es incansable y cada vez la veremos llegar más lejos. Pero por llegar, ha llegado hasta Palestina con su música, para apoyar los derechos de este pueblo que lleva en su corazón. Porque, además de su talento musical, es una mujer con un gran empeño en el compromiso político y de justicia social. No se cree nada de lo que le cuentan los políticos, y como no confía en absoluto en la política ha decidido volcarse y empeñarse en cambiar las cosas implicándose políticamente y poniendo su granito de arena, que no es poco.

Acaba de regresar de Cuba, donde, entre otras cosas, ha estado componiendo y grabando parte de su próximo disco que, aunque no se espera que salga hasta el año que viene, parece que ya está bastante avanzado. Nos explica que el próximo incorpora nuevos ritmos, pero no deja de abandonar los anteriores integrando la música que le ha influído en este nuevo álbum .

¿Desde cuándo llevas en el mundo de la música?

Pues toda la vida, desde que empecé a hablar. A los siete años empecé a estudiar música, y hasta los 22 o así que me echaron del conservatorio. A los diecisiete o así ya había empezado a cantar en orquestas, zarzuela y cosas así.

¿Desde el principio decides dedicarte a la música, o fue una elección algo difícil entre la música y otras cosas?

Es algo que siempre se dio por sentado en mi casa. Estudié, pero tenía claro que me iba a dedicar a la música. Cantaba desde que empecé a hablar y siempre me ponían en todas las fiestas familiares a cantar canciones, cuando tenía cuatro añitos y eso, empecé a estudiar música, seguí cantando, estudié BUP y COU, luego Filología Inglesa, pero nunca dejé de cantar.

En mi casa siempre me decían que por si acaso tuviera otra carrera, pero la música nunca la he dejado, y yo sabía desde pequeña que quería ser música de mayor.

¿Cómo definirías tu estilo de música ahora mismo? O tus estilos musicales, porque englobas muchos.

Es un poco mi visión de la música: escuchar música, he trabajado con muchos tipos de músicos, he conocido muchas músicas. Digamos que lo que hago es el resultado de eso. Yo diría que mi música (en la parte consciente) intento que sea una paleta unificada de lo que significa la cultura ibérica en el mundo, como la influencia mediterránea, pero también el puente que supone con América. Mi música plasma un poco eso, lo que significa vivir en la Península Ibérica: de las jotas, del flamenco, de folclore ibérico en general, de lo que tiene en común con lo mediterráneo, de lo árabe, de los ritmos latinos… lo que significa la cultura española actual.

¿Tus discos reflejan realmente lo que es tu música, o a veces hay que sacrificar algo?

Yo todavía no he llegado a ese nivel en que uno decide cada cosa de lo que se edita. Pero espero que el tercero sí que lo sea.

¡El tercero que está muy próximo!

Sí, bueno, al año que viene debería estar.

Eres una mujer de carácter, al menos así lo demuestras cuando actuas…

¡Eso dicen (ríe)!

…y también lo eres en tus compromisos sociales y políticos. ¿Con cuántas causas de esas aún no ganadas te vinculas?

En general con todas. Sería más bien “la causa del planeta”, porque son todo facetas del mismo problema: no aceptamos la realidad como es, y seguimos viviendo como si las cosas no fueran como son. Está claro que nuestra forma de vida es depredadora y que, o bien corregimos la trayectoria o nos encaminamos hacia la autodestrucción.

Sí, muchas veces me comprometo con diferentes causas. No creo en la política y, precisamente por eso, me preocupo por la política: porque aunque no te preocupes por la política, ella sí que se ocupa de ti, pero está claro que todo lo que conozco me hace implicarme. En el momento en que conozco una situación, la vivo, y me resulta muy difícil no implicarme ¡lo cual también es un problema! Porque te hace perder mucha energía y tampoco eso es bueno, y tampoco es bueno estarse dando siempre para los demás y no para uno. Hay que dedicarle un tiempo a todas las cosas.

Lo del compromiso es una cosa que, desde que empecé en el insituto de Alagón, me acuerdo cuando estudiaba el BUP, empecé con esto, y hasta la fecha así ha sido. A veces en perjuicio mío.

Quienes han viajado contigo a Palestina dicen que quizá eres la persona que más se compromete con lo que se vive allí, y que se lo toma más personalmente ¿es un compromiso personal realmente?¿dónde llevas Palestina?

En el corazón. Yo nunca había estado en un sitio de conflicto tan fuerte hasta que fui allí por primera vez en el año 2004. La primera vez que fue la Plataforma de Mujeres, me uní a ellas y me volví a unir las navidades pasadas para volver allí. Digamos que para mí, estar en Palestina fue como una revelación, porque allí entendí que aquello es un cáncer del planeta que influye en muchas otras cosas, y que mientras eso siga así no se van a arreglar el resto de las cosas. Entonces, mi implicación con esa tierra será ya hasta que me muera.

¿Crees que hay alguna expectativa para ellos?

No, yo creo que no. Que en 50 años que estén peor, ahora que supuestamente somos más conscientes, tenemos más información… pero resulta que no: vivimos de espaldas a lo que sucede en el resto del planeta, sobre todo respecto a los hilos que mueven las cosas. Porque eso en la televisión no se ve, pero hay hilos que mueven las cosas.

Entonces, para mí, ver aquello que es una situación tan dramática e insostenible, y ver que al volver dos años después ha ido a peor, es evidente que hay poderes grandes que no tienen interés de que eso se solucione. Todo se hace poniendo parches, como operaciones de maquillaje que no van a la raíz de la cuestión. Pienso que en esa tierra se dirimen muchas cosas de lo que va a ser de la humanidad de aquí a pocos años.

¿Crees que realmente hay interés por todas las partes en que siga así el conflicto, incluidos los países árabes?

Por supuesto. Los países árabes tienen mucha responsabilidad en lo que sucede ¡Pero no las poblaciones! Me refiero a los dirigentes.

Y ahora te has ido a Cuba, y un ambiente totalmente diferente…

¡Lo que aprende uno viajando! Primero, lo bien que se vive en España, que cada vez que me viene alguno a protestar le digo “anda cállate y date una vuelta por el planeta”. Y después que, en diferentes partes del planeta, los conflictos unos dirán que son por esto, otros que por lo otro, pero en la esencia, todos son por lo mismo. Gente jodida que paga los platos rotos de las luchas entre poderes. Pone los impuestos, con su dinero se pagan todos los armamentos, y también ponemos los muertos, con lo cual, a los que toman las decisiones de todo les salpica bien poco. Alguna vez les salpicará, me imagino, pero los que ponemos todo somos las poblaciones.

Así que yo creo que es una cuestión de dirigentes, no de poblaciones. Si tú vas a Jordania o a Líbano, a la gente le preocupa el asunto palestino. Lo que hagan los dirigentes ya es otra cosa.

Y este disco que has empezado allí ¿trae algo de cubano? ¿lleva todavía algo de aragonés?

Sí, claro, las dos cosas lleva. De hecho va a haber unas cuantas, que se vea bien esa danza entre lo aragonés y lo cubano. En la música cubana si la buscas encuentras la influencia de la jota.

¿Entonces es muy compatible?

Completamente compatible

Quizá es normal, con un José Martí aragonés

Efectivamente. He musicado el poema de Para Aragón en España, precisamente. Aprovechando que estaba allí, dije “creo que nadie le ha puesto música todavía a este poema”. Y siendo la maña y estando allí, me tocaba ¿no?

Los aragoneses sois un poco como una pequeña piña muy compacta allá donde vais

¿Tú crees? Yo creo que de lo que adolecemos los aragoneses es de individualistas. Bueno, cuando estamos fuera sí es más fácil que nos suceda, pero allí somos demasiado individualistas

Pero también somos gente perseverante, a veces hasta lo que se nos conoce de tozudez., pero muchas veces, más que tozudez es perseverancia, o tener fe ciega en los principios de uno.

Me hace mucha gracia el título del último disco “Jotera lo serás tú” ¿es que tú no eres jotera?

 (Ríe) En realidad es lo que significa “jotera lo serás tú”: “¡Pa’ chula yo!”. Sí, era un poco contestar. La gente necesita clasificar, y mi música tuvo muchos problemas al principio porque no se podía clasificar. Cuando ya se empezó a escuchar y a la gente le gustó, empezaron a llamarme jotera ¿pero no era que no se me podía clasificar? Pues el segundo disco fue otra declaración de principios. Sé que en Aragón hay gente a la que no le ha sentado bien, a pesar del contenido, y mira que lo dice la letra: “si no hay sensibilidad para captar el sustrato del mensaje…” pues dedícate a escuchar lo que siempre te ha gustado, qué le vamos a hacer. Pero sí, es un poco el homenaje al espíritu ese chulo que tiene en común con el chotis, porque la jota aragonesa es muy chula, pero el chotis madrileño también, y la ranchera ni te cuento. Y utilizando esa característica común que tienen los tres géneros, tampoco son difíciles de hermanar.

Y desde hace un tiempo andas en la zarzuela también.

Estuve el año pasado en La Gran Vía un dúo con Pasión Vega, ella era la criada y yo hacía de ama. Después de eso me invitaron a una colaboración en un disco que no ha salido, de homenaje a la zarzuela, y ahí hice un arreglo de La Dolores. Le he cambiado el peinado completamente con un estilo cabaretero, mejicano, jazzero… La zarzuela es una de mis influencias, era una manera de vestir de largo, poner en idioma culto, lo popular. Canté zarzuela cuando tenía 20 años en el teatro lírico de Zaragoza, durante un año, me tocó hacer de Doña Francisquita.

Por eso, la gente dice “le proponen hacer zarzuela y dice ‘sí, sí’ tan valiente” bueno, es que ya hice zarzuela, y en el conservatorio se estudiaba también, en canto.

Y andas preparando algo para la Expo de Zaragoza.

Sí, por eso de La Habana viajé a Dakota del Sur.

¡Y te dejaron pasar con el pasaporte sellado en Cuba!

Sí, yo pensaba que me iban a preguntar “¿por qué ha estado aquí, por qué ha estado allá?”… pero sí me hicieron tirar cosas que llevaba en el bolso.

He propuesto una idea en la Expo, que es un abrazo de las mujeres a las aguas mediterráneas, en un día de la Expo el año que viene. Sería un concierto con diferentes artistas mediterráneas haciendo un abrazo al mar Mediterráneo todos los países que tenemos playa al Mediterráneo. Yo quería que viniera el Consejo internacional de las 13 Abuelas Indígenas, que es un consejo que se juntó en el 2004, y son de Nepal, del Tíbet, de Gabón, del Amazonas, de Méjico, varias tribus americanas y una esquimal. Se juntan dos veces al año en diferentes puntos del planeta que coinciden con los países de los que son, y se juntaban ahora en Dakota del Sur. Y fui a proponerles esta idea.

Llegué allí, les canté una jota para presentarme y luego les expliqué lo que era la Expo y la idea, hicieron un consejo y me dijeron que sí. La jefa, cuando terminé de explicarles, con el bastón que tenía, decía que quería más jotas: la señora que va en silla de ruedas, con tres rayas pintadas, que es de la tribu Takelma Siletz, me preguntaba “¿cómo se llama lo que has cantado?” y le digo “jota”, y entonces decía “¡More jota, more jota!”. Impresionante.

Esa es la idea y la propuesta que tengo para la Expo, yo haría además la dirección escénica, propondría las artistas que van a participar… y la Expo lo llevaría a cabo. En principio les ha gustado la idea.

Hace poco coincidíamos delante de la Iglesia de San Carlos Borromeo, en Entrevías, con los problemas conocidos de que la jerarquía eclesiástica la quiere cerrar, por su mensaje, por ayudar a los pobres, los drogadictos, las madres, etc. ¿Cómo ves el problema que se está generando?

Creo que en este planeta, donde quedan pocos focos de resistencia, no me extraña en absoluto que a la iglesia eso le parezca mal, es la tónica general de la institución. Me parece curioso que yo ahora viva cerca de esta iglesia, porque es el motivo por el que yo dejé de ser católica, que lo fui hasta los 20 años: iba a misa, cantaba todos los domingos,… porque mi madre me había educado así. Pero mi madre era de las comunidades cristianas de base, entonces yo estudiaba religión en el instituto, y oí hablar de los Teólogos de la Liberación. Me interesé por la Teología de la Liberación, empecé a leer, vi lo que hacían, y cuando me enteré que la iglesia les excomulgaba dije “algo he entendido yo mal de todo lo que me habéis estado enseñando” porque ¿de quién estaba rodeado Jesucristo? De los marginados de la sociedad. Y en ese momento me di cuenta de que las religiones institucionalizadas pierden la esencia. La religiosidad es innata y los manipuladores no te ayudan a encontrar la divinidad dentro de ti, porque lo que hacen es justo lo contrario.

Que cómo lo veo: pues es lo que hace la iglesia ¿qué le vamos a hacer? ¿Cuándo será que realmente esté en la iglesia el espíritu de Jesucristo? Desde luego con las cosas que hacen no encarrilan la cuestión, sino que se han desviado hace mucho tiempo. Lo que le pasa a la iglesia es que recoge los frutos de lo que siembra.

Yo me considero cristiana, pero no creo que Jesucristo viniera a fundar ninguna iglesia, sino que fue un ser realmente muy evolucionado que vino a dejarnos una semilla para que nos entrara un poco el conocimiento, el sentido común. Pero las instituciones han manipulado ese mensaje para su conveniencia y para perdurar en el tiempo.

Cuando se avecinaba la guerra contra Iraq fuiste una de las personas que puso su cara y su voz contra lo que los gobiernos y políticos de algunos países querían hacer ¿crees que harías otro tanto hoy? ¿Cómo crees que está la situación?

Para mí, lo peor es que la gente se sensibilizó mucho cuando iba a empezar, pero después la gente se ha olvidado de lo que está pasando allí. Es como que confían en que este gobierno lo sabrá hacer, pero como yo ya no creo en los partidos políticos, porque… ¡en el mundo lo que impera es la economía!

Y España está muy metida allí, somos muy importantes, no por peso político/económica, sino por lo que es nuestra cultura de mezclar. Por eso somos un referente, y veo muy tibia la posición de la población. La gente se entretiene en otras cosas, pero lo que está pasando en Oriente es algo que nos va a explotar en la cara y estamos dentro.

Entonces, en aquel momento a mí me emocionó mucho la sensibilización de decir “nosotros decimos que no atacamos Iraq”. Pero allí que fuimos, claro.

Sientes muy dentro la cultura árabe. En Aragón parece tener mucha influencia.

Sí, parece que sólo es en Andalucía, pero la cultura árabe llegó mucho más al norte, y no sólo se ve la influencia en la Jota, sino en todo el folclore, tanto de lo árabe como de lo sefardí. Y es algo de lo que estamos muy orgullosos.

Creo que hay una campaña anti-musulmanes, con un gran marketing, porque cuando se habla de musulmanes se habla de millones de personas que van desde Marruecos hasta Indonesia. Decir “los musulmanes son…” es generalizar muchísimo y hablar de millones de personas. El atentado de Yemen fue portada de los periódicos, pero cuando la población yemení se manifestó para decir que estaba en contra (porque son los segundos perjudicados, porque comen del turismo), eso no sale en las portadas, y para mí es igual de importante. Creo que hay muchas cosas que se hacen para perjudicar, y quienes salen perjudicadas son las poblaciones, las suyas y las nuestras, pero las de ellos más, porque siempre hay más muertos en África o en Asia.

¿Crees que desde el año 2004 ha cambiado algo aquí sustancialmente?

Sí, hay más miedo. Es un cambio grande, porque son tres años. Y hay más agresividad. Porque toda la información que se nos da es que el mundo es un lugar insegurísimo, que está fatal todo, y la gente tiene miedo. Los españoles viajan menos desde que ha empezado esta pantomima.

Creo que estamos asistiendo a los últimos coletazos de una manera de ver la vida y de funcionar, y que todo lo que está establecido se resiste al cambio. Pero ya hay mucha gente en el planeta que se da cuenta de que no podemos seguir por donde transcurrimos. Pero desde hace tiempo ya.

Y el proceso de descalabro se acelera, y como seguimos insistiendo en continuar la trayectoria…

Pero yo veo miedo y agresividad, sobre todo en las ciudades. En el campo, la gente vive de otra manera, aunque también están influenciados por la televisión, pero el ritmo de vida no es el mismo.

Y en el ámbito de gobierno crees que hay algún cambio aquí, o lo ves más como una cuestión global y no hay nada que hacer.

Sí, creo que es una cuestión global. Que sea un partido u otro es un cambio en la forma, pero el contenido… es lo que hay. Se engaña quien piense que las cosas están fragmentadas: hace tiempo que el mundo funciona de manera global. Si miras el periódico, hay mucha gente que ya sabe seguir el hilo de un suceso que lleva a otro, y todo está interrelacionado: lo que pasa en Francia con lo que pasa en África o con lo que pasa en la India. Lo que ocurre es que nos lo presentan fragmentado, pero hay un hilo conductor claro.

Entonces, creo que puede haber un partido o persona que te guste más que otra, pero en líneas generales y en la esencia, poco pueden hacer los partidos, poquitas variaciones.

¿Te parece que un sistema democrático puede admitir una monarquía?

Eso me parece bastante anacrónico. Creo que lo que pasa en España es que, humanamente nos cae muy bien la familia real, las personas que la conforman, pero la institución en sí es una anacronía desde hace tiempo.

¿Crees que en un momento dado habrá una Ley de la Memoria histórica que reconozca la realidad de lo que ocurrió?

Eso sería una ardua e ingente tarea. Es que hay “mucha historia”, y como la historia siempre la han escrito los ganadores, habría que recuperar muchas cosas en la historia de España. Y no sólo en la guerra civil, te lo digo yo que desciendo de un pueblo (Samper de Calanda, el pueblo de mi padre en el Bajo Aragón) en el que todavía en el que eso todavía no ha quedado resuelto. Ahí hay historias muy trágicas, y en mi familia, mi abuelo paterno lo fusilaron los rojos y al otro lo detuvieron los otros. Y como yo habrá mucha gente.

Para mí todas las guerras son fratricidas, pero cuando se da una cosa de estas en las que en un pueblo unos son de un bando y otros de otro, en las familias se producen atrocidades. Cuando en la pantomima mundial esta hacen encuestas sobre la preocupación de la gente “a la gente le preocupa el terrorismo”, te das cuenta de la mentira que es eso, cuando tienes un 70% más de probabilidades de morir en manos de un ser cercano que de un extraño.

Lo dirás, sobre todo, como mujer.

¡Y como mujer, la de números que llevas ahí! Me refiero al ser humano en general. ¿Cómo vas a tenerle más miedo al terrorismo que a lo que nos rodea? Claro, se tiene miedo a lo desconocido, pero se tienen más números para morir a manos de alguien cercano que uno que viene y se inmola y no le conoces de nada.

Y a propósito: siendo mujer y además reivindicativa, se te habrá cerrado más de una puerta en el trabajo.

Muchas veces. Yo llevo toda la vida “chupando banquillo”. Voy avanzando lentamente en el banquillo, pero veo cómo se promociona más a otras mujeres que no tienen discurso, si se ponen escotes o minifaldas, veo que eso se promociona más que a la mujer que propone algo.

La mayoría de las mujeres que se acercan a la música lo hacen en calidad de intérpretes. Mujeres que escriban música, que compongan, que arreglen, que produzcan, son un porcentaje ínfimo comparado con el de hombres, y ahí no podemos echar solamente la culpa a los hombres, porque si somos pocas cuesta mucho más y hay que estar demostrando las cosas continuamente. A los hombres les extraña encontrarse a una mujer que componga, que arregle, que escriba… Hay muchas mujeres actrices, cantantes, bailarinas, pero hay pocas mujeres dramaturgas, escritoras hay más, pero en la música pocas.

A lo mejor tampoco se les deja llegar.

Desde luego no es fácil. Yo entiendo que muchas acaben tirando la toalla. Si eres intérprete y si eres tía buena no tienes problemas.

Pero hasta que no empiece a ser habitual encontrar mujeres que compongan, escriban, productoras de discos, arreglistas.

¿Qué proyectos tienes los próximos meses?

Pues componer, maquetar y grabar el disco. Cumplir con los compromisos que tengo (dos actuaciones al mes aproximadamente). Me han propuesto cosas interesantes, como cantar boleros en Madrid, en septiembre. Voy a cantar con Armando Manzanero en su homenaje, en La Mar de Músicas, y luego algún conciertito con mi banda, pero cosas pequeñas, porque lo que quiero es prepararme bien para el que viene, porque con el disco y con el “abrazo al Mediterráneo” ya voy a tener bastante “tela mediterránea”.

FORO DEL ARTÍCULO
Opiniones publicadas: 3
  1. El Jueves 16 de agosto de 2007, a las 11:43

    [23] Usuario anónimo dijo:

    (Abrir / Cerrar) Carmen París: "vivimos de espaldas a lo que sucede en el resto del planeta, sobre todo respecto a los hilos que mueven las cosas"

    Carmen, te he visto actuar en varias ocasiones, la primera en el Toboso (tuve el placer de comprar tu disco y que me lo firmases) y eres la caña. Me gustaste tanto que he repetido en otras ocasiones. Es una persona agradable, comprometida, divertidísima y gran artista. Qué más se puede pedir. Os animo a que compreis el disco Jotera lo serás tú, es (...)

    Carmen, te he visto actuar en varias ocasiones, la primera en el Toboso (tuve el placer de comprar tu disco y que me lo firmases) y eres la caña. Me gustaste tanto que he repetido en otras ocasiones. Es una persona agradable, comprometida, divertidísima y gran artista. Qué más se puede pedir. Os animo a que compreis el disco Jotera lo serás tú, es maravilloso.

  1. El Sábado 18 de agosto de 2007, a las 05:41

    [25] Brasil - São Paulo dijo:

    (Abrir / Cerrar) Carmen París: "vivimos de espaldas a lo que sucede en el resto del planeta, sobre todo respecto a los hilos que mueven las cosas"

    Espero que Carmen olhe para o único país de língua não espanhola da América do Sul e volte ao Brasil, especificamente para São Paulo. Aguardo, ansiosamente, uma oportunidade de vê-la e ouví-la pessoalmente Parece que aos artistas, empresários e gravadoras espanhóis é difícil acreditar que em um país de língua portuguesa haja pessoas que sigam de perto (...)

    Espero que Carmen olhe para o único país de língua não espanhola da América do Sul e volte ao Brasil, especificamente para São Paulo.
    Aguardo, ansiosamente, uma oportunidade de vê-la e ouví-la pessoalmente
    Parece que aos artistas, empresários e gravadoras espanhóis é difícil acreditar que em um país de língua portuguesa haja pessoas que sigam de perto carreira de artistas tão "diferentes" como Carmen.
    Particularmente - e sem desmerecer ninguém - penso que Carmen é a artista mais completa e criativa da atualidade.(na Espanha ou fora dela).
    Abraços a todos.

  1. El Lunes 21 de abril de 2008, a las 09:14

    [69] Usuario anónimo dijo:

    Carmen París: vivimos de espaldas a lo que sucede en el resto del planeta, sobre todo respecto a los hilos que mueven las cosas

    Hola, Carmen París tiene una nueva web no oficial, os esperamos!!

¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons